El vino en casa

Es una de las preguntas más recurrentes de los visitantes mientras recorremos los botelleros de nuestras bodegas. ¿Cuánto tiempo pueden conservarse los vinos en casa? Y la respuesta siempre está relacionada con el tipo de vino, la cosecha y, por supuesto, las condiciones de conservación que dispongamos en nuestros domicilios. Lo ideal es que esas condiciones se asemejen lo más posible a las existentes en el interior de una bodega, aunque somos conscientes que no siempre es posible. Os recordamos  algunos ‘mínimos’ esenciales para que no nos llevemos sorpresas -generalmente desagradables- en el descorche.

Por supuesto, en primer lugar, la TEMPERATURA del lugar donde ‘almacenamos’ nuestras existencias. La ideal se sitúa entre los 10º y 15º C, con una temperatura mínima de 7ºC y no superior a los 18ºC. Así que es obvio que debemos buscar en nuestros domicilios lugares alejados de los radiadores y tampoco conviene dejar nuestros vinos reposando en el frigorífico. En todo caso, un gran enemigo son las oscilaciones de temperaturas Sigue leyendo

Publicado en general | Etiquetado , , | Deja un comentario

Los singulares vinos de Jerez

El Marco de Jerez esconde los vinos más polifacéticos e internacionales de España que maridan a la perfección con platos de todo el mundo.

Entre las últimas innovaciones que se están implantando en Jerez destacan los vinos “En Rama”: vinos sin filtrar ni clarificar.

 

Los vinos de Jerez pueden presumir de ser únicos en el mundo, ya que no se pueden hacer en ninguna otra parte del planeta. Esa singularidad extrema es el resultado de múltiples factores: la tierra albariza, el clima del Marco de Jerez, las uvas, y también las bodegas y el peculiar sistema de criaderas y soleras mediante el que envejecen los vinos. Sigue leyendo

Publicado en Enología, Enoturismo, general, Noticias | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

¿Tendremos vino joven de la cosecha 2017?

COSECHA 2017: La añada catastrófica

Catástrofe. Suceso que produce gran destrucción o daño.

Si en un mismo año se conjugan unas heladas primaverales que esquilman los primeros brotes de la vid, un pedrisco que fustiga y golpea los escasos tallos que sobrevivieron a las heladas, seguido de un verano tremendamente seco y tórrido, obtenemos como resultado una cosecha que será recordada como «la peor en producción de los últimos 50 años», con un descenso en vino de un 15% en España, llegando esta merma hasta el 40% en algunas zonas de Castilla y León, Galicia, Rioja y franja levantina.

Una mala campaña que ha hecho buena aquella sentencia de viejo bodeguero que afirma que «para elaborar buenos vinos, la viña tiene que sufrir». ¡Y vaya si sufrió! Llegándose a rozar la excelencia cualitativa en muchas de estas zonas referidas, lo cual no cura pero calma el dolor causado, traduciéndose en un significativo alza de los precios de la uva, lo que irremediablemente afectará en mayor o menor grado, al precio de los vinos embotellados.

Para comprender el comportamiento del mercado del vino durante el presente año, es conveniente diferenciar las bodegas cuya base económica son los vinos jóvenes y de media crianza, de aquellas que basan su economía en vinos criados y de largo recorrido. Pues son los vinos jóvenes del año los que absorberán buena parte del impacto de la cosecha (alza en los precio de la uva, merma productiva,…), mientras que los vinos elaborados como crianza y reserva salen al mercado tras algunas cosechas, siendo necesario ver el desarrollo de los siguientes ciclos.

De este modo, algunos de los productores con los que hemos podido hablar coinciden en un recorte considerable de cantidad destinada a tintos jóvenes del año, tratando de no mermar el cupo asignado a sus vinos de crianza, solapando la comercialización de vinos jóvenes de la fértil 2016, con “algo” de la 2017, y la venidera 2018.

La respuesta a este interrogante la tendremos en las próximas semanas, con la llegada (o no) de las primeras elaboraciones etiquetadas con la añada 2017…

Publicado en Bodegas, Enología, general | Deja un comentario

¿Qué es la relación calidad-precio en un vino?

 

Esta reflexión, como otras tantas veces, nace en un debate durante una comida entre profesionales del sector y, cómo no, solamente nos pusimos de acuerdo en lo más esencial. Existen vinos muy buenos a muy buen precio y no tienen por qué costar más de 10 euros para ser considerados excelentes en esta relación calidad-precio.

La verdad es que en mis disertaciones, tanto escritas como habladas, suelo recurrir a esta relación, más por lo que puede llegar a entenderse que por lo que realmente significa. También suelo utilizarla cuando me encuentro entre amigos que no son consumidores avezados en este mundo. Y debo confesar que normalmente la utilizo para no llevar la contraria sobre vinos de los cuales me preguntan. Estos suelen ser baratos y estar lejos de mis preferencias, pero algunos están convencidos de que se encuentran ante un gran vino porque su precio, sobre todo, es bajo.

Por otro lado, también debo confesar otra cosa: yo no soy creyente de esta gran expresión tan recurrente y utilizada más de la cuenta. Un vino es bueno por la satisfacción que nos produzca, independiente de su precio. El tema de cómo se llega al precio en el mercado de un vino es algo más que complicado y deben analizarse muchos factores.Daría para muchos artículos.

Creo que la obsesión por parte de muchos consumidores –normalmente malos catadores y no muy aficionados– por encontrar y sorprender a amigos con algún que otro vino desconocido y económico, quizás para excusarse ya desde el inicio del encuentro de su baja afición, es uno de los hechos que más han fomentado la expresión «calidad-precio». Estoy más que seguro.

Soy de los que defienden la idea de que no hay una relación entre la calidad y el precio en un vino. Y es que ya es muy complicado tener que catar un vino como para, además, tener que valorarlo en relación al dinero que hemos tenido que pagar para su adquisición.

El precio, en un momento dado, por comparativa en el mercado con otros vinos, podemos llegar a cuantificarlo. Y puede hacernos inclinarnos por un vino o por otro, pero ¿cómo medimos la calidad? O ¿es quizás medible cuantitativamente? ¿No son percepciones organolépticas individuales y únicas? En mi opinión, la calidad es algo inmedible, no corpóreo, aunque sabemos que existe y hay vinos unos más caros que otros. Lo que realmente me gusta cuando encuentro un vino que me emociona, por mi experiencia, es calcular cuánto estaría dispuesto a pagar por él y qué vinos conozco a ese mismo precio. Que es muy distinto que justificar el placer, cuando nos referimos a él como ‘la calidad’, por su precio de compra. Sólo os puedo garantizar que, si queréis dar respuesta a esta cuestión, en el matiz está la respuesta.

Y dicho todo esto, no significa que no me haya sorprendido algún que otro vino más que económico. De la misma forma que me he llevado alguna que otra decepción con vinos más bien caros.

Os invito, de cualquier manera, a buscar en Internet las múltiples reflexiones que existen bajo un gran popurrí de experimentos que intentan científicamente justificar estos hechos.

Y como no podría ser de otra forma, hoy traemos a la mesa de cata uno de esos vinos que tienen una magnífica relación calidad-precio…

La propuesta de José Luis Becerra: Monastrell del Sequé

Publicado en Marketing | Etiquetado , , | Deja un comentario

Voy de Cata: Tábula “Un pequeño lujo”

Zona de producción: D.O. Ribera del Duero

Tipo de uva: 100% Tempranillo (Tinta Fina)

Tipo de vino: Vino madurado durante 16 meses en barricas de roble francés nuevo, seguido de 6 meses más en tina de roble.

Acompañamiento: Carnes de sabor intenso tipo: Costillar de cordero y su jugo del asado, Hamburguesa de vaca Retinta de la Janda, o unas Castañuelas de Cerdo Ibérico confitadas con finas hierbas…

Momento sugerente: Estamos siendo atacados por el snobismo de “La Vida Sana” y sus brebajes verdes a base de ¿lechugas?, platos anodinos e insípidos. Reconquistemos lo que era nuestro… ¡¡Espartanos, ¿Cuál es vuestro oficio?!!

A qué suena: Donde todo empieza de Fito & Fitipaldis

Comentario de cata: Tábula, el pequeño de los grandes vinos Premium de Tábula Bodegas y Viñedos, mantiene viva la expresión de un viñedo y su uva; Mimado en su vinificación en un ejercicio de precisión excelsa, dónde el empleo de las maderas desarrollan un papel clave, siendo seleccionadas específicamente para aportar elegancia y sin enmascarar los aromas y sabores provenientes de la uva.

En Tábula encontramos verdad, nitidez y franqueza. Todo va por delante: mucha intensidad, fruta salvaje, tofes, cremas y sutiles torrefactos. Dejando un paso por boca memorable y potente, donde las papilas palpitan por un segundo trago; He disfrutado, y seguiré disfrutándolo pues se ha ganado un hueco en mi bodega personal.

Publicado en Bodegas, Cursos de cata | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Grande entre los grandes

La prestigiosa revista norteamericana especializada en vinos, Wine Spectator, acaba de encumbrar a la manzanilla La Guita como uno de los 100 mejores vinos del mundo en 2017. Wine Spectator está considerada una de las publicaciones más influyentes dentro del mundo del vino, especialmente en el mercado americano, y con una tirada de más de dos millones de ejemplares, Wine Spectator puntúa a La Guita con 91 puntos y la posiciona como la única manzanilla y único sherry de la selección.

La lista ha sido realizada por los editores de Wine Spectator  quienes puntúan los vinos revisados durante los últimos 12 meses, confeccionando un Top 100 en función de la calidad, el valor, la disponibilidad y la emoción que les provocan. Con este listado, la prestigiosa publicación norteamericana, quiere rendir homenaje a las bodegas, regiones y vinos exitosos de todo el mundo.

Hijos de Rainera Pérez Marín, S.A. es una de las casas vinateras más antiguas de Sanlúcar, fechando su fundación en 1852 de manos de Domingo Pérez Marín, uno de los muchos cántabros venidos en busca de aquel dorado pálido enológico, al que bautizaron como Manzanilla. Una aventura que comenzó adquiriendo unas 600 botas y un pequeño casco bodeguero en la calle Regina, sitio donde años más tarde nacería la afamada Manzanilla Pasada “La Guita”(1). En 1908 se formalizó su marca, y en 1917 se adoptó la singular guita de cordel en su etiquetado.

A su muerte le sucedió su hija Rainera, cambiando su razón social en 1928 a “Rainera Pérez Marín”, para dar lugar años más tarde a la razón que ha llegado hasta nuestros días, “Hijos de Rainera Pérez Marín”.

Tras la zozobra comercial que ha bamboleado al Jerez desde la década de los años 80, y que acabó sumiendo a las bodegas a un obligado deslastre cualitativo, Don José Estévez, propietario de un emergente grupo bodeguero jerezano, adquiere en  2007 a esta firma y sus solerajes, con el firme propósito de devolverle el lustre a la emblemática manzanilla “La Guita” y situarla en el escalafón cualitativo de épocas pasadas. Un reto conducido por Eduardo Ojeda, Victoria Frutos y el capataz José García, en el que a lo largo de estos 10 años han mejorado exponencialmente la calidad de la misma sin los dramatismos o  brusquedades que pudiesen espantar al consumidor habitual de la misma.

Actualmente, Hijos de Rainera Pérez Marín cuenta con dos cascos bodegueros: Pago Sanlúcar Viejo y la bodega de crianza “San Juan de Dios” (Calle Misericordia). Pago Sanlúcar Viejo es una moderna bodega semisubterránea, lo que la hace única en la zona. En ella crían el ochenta por ciento del soleraje de “La Guita” constituido por una solera y cinco criaderas, y con un dinamismo de una saca cada tres meses. El otro cuarto procede de Misericordia, una vieja bodega que data del siglo XVI, antiguo Hospital de la Misericordia o de San Juan de Dios, fechando su uso bodeguero desde 1852. Se sitúa en pleno Barrio Alto sanluqueño, lo que le confiere unas características idóneas para la crianza de Manzanillas de perfil seco y punzante.

(1) La marca “La Guita” tiene su origen en una anécdota de su fundador, Domingo Pérez Marín. Cuando alguien se acercaba a comprar manzanilla a la bodega, éste siempre preguntaba: “¿Tienes guita?”, refiriéndose a si el comprador traía el dinero. De este modo, y con el paso del tiempo, la gente comenzó a llamar a la bodega como la de “La Guita”. En el año 1908, para reafirmar la marca, se añadió al registro y se añadió un trozo de guita a cada botella.
Publicado en Bodegas, Eventos, Marketing, Noticias, Premios | Deja un comentario

Un vino sevillano entre los mejores vinos de España

La prestigiosa Guía Peñín ha valorado, en su edición para 2018, a un vino sevillano con 92 puntos y 5 estrellas en relación calidad-precio. Este vino lleva por nombre Virguería, un proyecto elaborado en Bodegas Loreto (Sevilla) bajo la tutela de los sevillanos Ángel Domínguez y Antonio Limón.

La Guía Peñín, publicación que es el anuario de referencia de los vinos españoles y donde, tanto profesionales del sector, como público en general se fijan a la hora de hacer sus elecciones, califica este Virguería como un vino expresivo, de fruta madura, especiado y persistente.

Botella de Virguería (Foto de Casa Marcial)

Se trata de un vino elaborado con la variedad autóctona sevillana, Garrido Fino, y criado 16 meses en viejas bota de envinadas, bajo la acción de un permanente velo de levaduras, siendo embotellado en una edición limitada de 576 botellas. Una corta producción que se agotó a las semanas de salir al mercado, yendo a parar buena parte de las mismas, a las copas de algunos de los mejores restaurantes de España.

Publicado en Bodegas, general, Noticias, Premios | Deja un comentario

Mas Escorpí: Interpretando la Chardonnay del Penedés.

Por Ángel Domínguez

La Agrología

La familia Gramona sabe que la identidad de sus vino, como en las personas, viene transcrito en su ADN, sujeto al influjo de la tierra, el clima, su cepa, … en definitiva, por lo que hoy llamamos su terroir.

En un ejercicio de psicología vitivinícola, de auscultación paciente de esos factores que cincelan el carácter impreso genéticamente, Jaume Gramona, enólogo y responsable técnico de Bodegas Gramona, interpretó la importancia del factor suelo en sus vinos. Reposando en los borgoñones Claude y Lydia Bourguignon, la asesoría y clasificación edafológica de sus viñedos y parcelas.

De este modo, en Gramona comenzó una revolución desde lo más profundo de la viña, buscando la expresión de sus vinos desde el subsuelo de sus viñedos, trabajando una agricultura fundamentada en la observación, buscando el equilibrio entre el reino mineral, vegetal y animal (agrología). Convencidos que es la forma de preservar un viñedo sano en pos de vinos cada vez más expresivos.

Mas Escorpí: El viñedo

Se trata del viñedo más emblemático de la casa Gramona, localizado en las alturas de Sant Sadurní d’Anoia, lo conforman apenas 6 hectáreas de viñedo plantado a 400 metros sobre el nivel del mar, con un suelo moderadamente profundo, bien drenado y de textura franca, que sirve de asiento para sus Chardonnay y Pinot Noir, base del afamado CAVA Argent y de sus singulares vinos tranquilos, Bru, y este Mas Escorpí.

Un viñedo que fruto de esa revolución agrológica de Gramona, pasó de la viticultura convencional a la integrada, para posteriormente dar el salto a la ecológica, con algunos ensayos biodinámicos en algunas de sus subparcelas.

Mas Escorpí: El vino

Se trata de un monovarietal de Chardonnay procedente de Mas Escorpí y la sub parcela de El Serralet. Una uva que en bodega se prensa sin estrujado previo (lo que previene oxidaciones prematuras), destinando para este vino la “Tete de cuvée” o mosto flor.

Tras las faenas propias de desfangado, se realiza una fermentación controlada a temperaturas comprendidas entre los 14ºC y 15ºC durante más de 40 días. Un tiempo  muy superior a lo habitual, favoreciendo la profusión de las levaduras Saccharomyces Uvarum. Una cepa de levadura criotolerante que destaca por su fuerte producción de glicerol, responsable de la untuosidad, volumen, y la sensación de sedosidad en la boca.

Así pues, estamos ante un vino fragante desde su servicio, que desborda complejísimas sensaciones frutales (pera, kiwi, pulpa y piel de cítricos), junto con sutiles recuerdos a flores blancas y balsámicos (anisados). Derrocha sedosidad en boca, con una untuosidad que se impulsa por una refrescante acidez. Cualidad esta que hace de Mas Escorpí un fiel aliado con platos sencillos como ceviches, o maridado con pescados finos como la lubina salvaje.

Una sensacional muestra del potencial de este varietal en España…

Descubre Mas Escorpí en Tierra Nuestra…

Publicado en Bodegas, Enología, general | Deja un comentario

Bodegas Baigorri adquiere la bodega Granbazán, de Rías Baixas

Bodegas BAIGORRI, en Rioja Alavesa, adquirió el pasado 26 de septiembre la Bodega Granbazán, ubicada en Villanova de Arousa (Pontevedra), cerca de Cambados, en la capital del Albariño (Valle del Salnés), e integrada en la Denominación de Origen Rías Baixas.

El empresario murciano Pedro Martínez Hernández, propietario de Bodegas BAIGORRI, de la Denominación de Origen Calificada (DOCa) Rioja, ha formalizado la adquisición con la familia Otero Candeira.

Granbazán dispone de 15 hectáreas de viñedo propio alrededor de la bodega,  controla otras 45.  Dispone de una excelente tecnología para la elaboración de Vinos Premium.

 

La bodega Granbazán es el primer fruto del proyecto enológico Agro de Bazán, iniciado en el año 1980. La bodega, de estilo neoclásico, está semienterrada y orientada al norte, manteniendo temperaturas constantes y frescas durante todo el año. Siguiendo un marcado estilo de Château francés, la bodega Granbazán se percibe como una isla en un mar de viñedo, cuya fachada se cubre con azulejos azules, haciendo un guiño a las casas indianas gallegas.

Bodegas BAIGORRI, ubicada en la localidad alavesa de Samaniego, fue construida por el arquitecto guipuzcoano Iñaki Aspiazu Iza en  2002 y, cinco años después, en 2007, fue adquirida por Pedro Martínez Hernández, quien impulsó de forma determinante el proyecto.

El proyecto de Bodegas BAIGORRI se acomete con criterios encaminados a conseguir la calidad de sus vinos, volviendo a sistemas tradicionales y  recuperando la gravedad como principal aliado.

Las dos bodegas disponen de un edificio emblemático, Bodegas BAIGORRI es un referente mundial al orientar su arquitectura al servicio del proceso de elaboración del vino por gravedad, y Granbazán es un edificio con una marcada influencia de Château francés, cubierta de azulejos azules, haciendo un guiño a las casas indianas gallegas.

 

Enoturismo en Bodegas BAIGORRI

El proyecto de enoturismo de BAIGORRI, diseñado desde la propia inauguración de la bodega, dispone de un espectacular mirador acristalado con unas espléndidas vistas a un inmenso mar de viñedos y con una visión privilegiada de la sierra de Cantabria.

Un lugar donde el visitante puede contemplar desde cualquier punto, de forma didáctica, cómo se desarrolla el proceso de elaboración del vino por gravedad y, al terminar la visita guiada,  disfrutar de un menú degustación con productos de la tierra, maridado con sus vinos en el restaurante situado en la sexta planta subterránea, con vistas a los viñedos y a la sala de barricas.

Enoturismo en Bodegas Granbazán

Tras esta adquisición se impulsará la actual actividad de enoturismo que desarrolla Bodegas Granbazán que, con una privilegiada situación geográfica, es un lugar idóneo para visitantes y turistas que también pueden disfrutar de su cercanía a Cambados, capital mundial del vino albariño y elegida “Ciudad Europea del vino 2017”.

Está a dos kilómetros de la ría e Isla de Arousa, rodeada de bosques, ríos y rutas de molinos donde practicar el senderismo. Por la finca pasa una de las variantes del Camino de Santiago -camino portugués- en su variante costera.

Es un destino de ensueño en el hermoso Valle del Salnés. Un bellísimo edificio rodeado de parrales de uva albariño. Un lugar para el goce de los sentidos.

Descubre los vinos de Granbazán…

Publicado en general | Deja un comentario

Valdespino Macharnudo Alto Vintage 2000

Tenemos el gusto de presentarle en exclusiva, Valdespino Macharnudo Alto, Vintage Sherry 2000.

Bodegas Valdespino alberga los mayores tesoros del Jerez, siendo poseedores de viejos solerajes envinados con los legítimos Sherries del XIX. Un añejo estilo que bajo la supervisión de su director técnico, Eduardo Ojeda y su equipo, han sabido perpetuar y conservar, pudiendo disfrutar hoy día del personalísimo estilo de su Fino Inocente, su singular Moscatel Toneles o la excelencia de sus centenarias reliquias.

Fruto de un trabajo de documentación histórica y experimentación, hoy presentamos su Valdespino Macharnudo Alto, Vintage 2000 de embotellado Single Cask, un Palo Cortado empírico y de añada (2000), que se presenta en un único y exclusivo embotellado de una bota (500 botellas numeradas).

En Valdespino Macharnudo Alto, Vintage 2000 confluyen el azar de las vinificaciones empíricas, la singularidad de la “bota única”, el capricho de factor añada, y la excelencia del pago de Macharnudo Alto, el Grand Cru del Jerez. Un viñedo que se asienta en la cota más alta de la región,  a 140 metros sobre el nivel del mar, sobre la caliza más pura del Marco de Jerez.

El 2000 fue una cosecha especial para la familia Estévez y excelente para el Marco, del que la familia quiso conservar una bota para su crianza en estático, en contraposición al dinamismo homogéneo de la solera y criadera, y para acreditar dicha excepcionalidad, el Consejo Regulador selló y lacró la corcha de las mismas, hasta su reciente rotura de lacre y descorche en el presente 2017.

Tras 17 años de reposo en bota, ve la luz en apenas 500 botellas conteniendo 3/8 de esta mágica rareza vínica. Sin lugar a dudas somos poseedores de uno de los lanzamientos más emocionantes de cuantos se nos han brindado.

Se trata de un vino que ofrecemos en primicia y exclusiva para nuestros socios, suscriptores y amigos, por ello rogamos confirmación inmediata a:

Ángel Domínguez
Responsable del Club de Vinos Tierra Nuestra & Entrebotas Sherry Club
673 310 568
club@tierranuestra.es

Publicado en Bodegas, Enología | Etiquetado , , , , | Deja un comentario