¿Catar “Termanthia” en Sevilla?. Pues claro… en “Tierra Nuestra”

Por José María López (Responsable Aula de Catas “Tierra Nuestra”)

Hay veces en la vida en la que toca disfrutar y a lo grande. Esta ocasión, lo merecía y fuimos 18 afortunados los que pudimos disfrutar en Tierra Nuestra, de una cata armonizada con los vinos de Bodegas Numanthia, llevados de la mano de quien mejor conoce sus viñas y sus vinos: Lucas Löwi (Director de Bodega).  

A “Tierra Nuestra” llegaron los 3 vinos de bodega que nos harían descubrir cómo las edades de la viña, los procesos y el terroir de cada uno de ellos, hacen vinos tan diferentes pero sobre una misma base. En el ambiente se palpaba la curiosidad y el deseo de conocer y catar a uno de los “artistas invitados”. Así “colocaditos”, parecen los 3 Reyes Magos y ante la pregunta de ¿cuál es tú Rey favorito?, habría que responder: ¿Por qué quedarte con sólo uno aunque seas más de “Baltasar”?.

En la tienda “Tierra Nuestra” que disponemos en la zona El Prado, se respiraba mucha curiosidad por conocer las condiciones necesarias para realizar estas tres maravillas enológicas. Para ello, Lucas nos fue explicando las bondades de la uva, el terruño, la exigente climatología y sobre todo, el riguroso trabajo en viña como en bodega.

 

Lucas Löwi (Director de Bodegas Numanthia) junto a Alberto Font (Relaciones Grandes Cuentas Área Sur y Canarias LVMH)

 

Termes

Aquí comienza la ilusión de un proyecto. Cuando hablas de las bondades de un buen “Toro” y te dicen aquello de “para mi es rudo, fuerte, alcohólico”, te entran ganas de decir “prueba esto y después hablamos”.

Nos encontramos ante un vino como “Termes”, varietal de Tinta de Toro procedente de viñedos de 30-50 años y bajo crianza de 16 meses en roble francés de primer año con trasiegos cada 4 meses. Descubres una nariz fresca, afrutada con recuerdos a fresas y notas balsámicas. En boca nos encontramos con una acidez alta que nos hace vislumbrar una longeva y equilibrada vida.

Es el alma joven de la bodega y para ello, el cuerpo nos pedía un poco de “Rock & Roll” con el revuelto campero “Tierra Nuestra”.

Tosta de torta del Casar con pimentón de la Vera y Revuelto campero “Tierra Nuestra”

 

Numanthia

Si venimos de la fruta, con “Numanthia” llegamos a la madurez. Uvas seleccionadas de más de 100 parcelas de viñedos de pie franco de 50-100 años de edad y sin irrigación. A esas condiciones, si le unimos la exigente climatología de la zona, nos encontramos con racimos de bajos rendimientos, pero con gran concentración de fruta y estructura.

Avanzamos hacia colores cereza y nariz cada vez más madura a moras y cerezas. Aumentan sus notas especiadas y también aquellas derivadas de su crianza en madera como clavo y tabaco.

Numanthia es el vino que simboliza la marca y como tal, es un vino con cuerpo y equilibrio, sin sobresaltos, largura en boca, madurez y elegancia. El nombre de “Numanthia” es una comparativa a la resistencia de la ciudad de Numancia frente a los romanos al igual que lo hicieron sus viñas frente a la plaga de filoxera del siglo XIX y a las condiciones climatológicas extremas que soportan en la zona.

Arroz con presa ibérica, lascas de jamón y trompetas de la muerte

 

Termanthia

Y llegó el ansiado momento… ¡Descubrimos a Termanthia!. Como diría nuestro compañero Ángel, “Una bestia parda… referente de la perfección enológica” y no es para menos. Nos encontramos con pura finura, pura complejidad, pura elegancia en boca, largura eterna. Son de los vinos que puedes describir con aquello de “evoca a frutos rojos, negros, balsámicos, chocolates…”. En fin, cuando un vino tiene todas estas notas y muchas más que podríamos decir… es cuestión de “magos” de las viñas y la bodega.

Nos encontramos ante un vino  con escasa producción (se elabora con el fruto de 4,8 hectáreas situadas en el Teso de Los Carriles), con una edad media de 140 años, selección manual y pisado a pie en tanques de acero, con encubado de hasta 25 días, buscando una sutil infusión. Sometido posteriormente a fermentación maloláctica en barrica francesa y posterior crianza de hasta 24 meses en barricas nuevas.

En 2007, el crítico Robert Parker lo valoró con 100 puntos junto con otros vinos españoles: “Pingus” (Peter Sisseck – Ribera del Duero), “Contador” (Benjamín Romeo – La Rioja), Clos Erasmus (Daphne Glorian – Priorat), “Viña El Pisón” (Artadi – La Rioja) y el “Gran Reserva de Fernando Remírez de Ganuza” (La Rioja).

Carrilleras de cerdo ibérico al vino tinto y chocolate negro sobre cremoso de patatas

Sirva desde aquí nuestro agradecimiento a Bodegas Numanthia, Lucas Löwi, Alberto Font, a todos los asistentes y a nuestro equipo de cocina, por hacernos disfrutar “como enanos”.

De izquierda a derecha: Ángel Domínguez (Asesor enológico de “Tierra Nuestra”, Lucas Löwi (Director de Bodegas Numanthia) y José Mª. López (Responsable Aula de Catas “Tierra Nuestra”)

 

 

 

Y tú… ¿te vas a perder nuestro próximo evento?. Síguenos en medios sociales

 

Creada en 1998 en la localidad toresana de Valdefinjas (Zamora), fue adquirida en 2008 por la multinacional de gran lujo de origen francés, “Louis Vuitton Moët Hennessy” (LVMH). Es en 2009 cuando Lucas (argentino de la región vitivinícola de Mendoza), se hace cargo de la división vinícola del grupo LVMH.

Disponen de un viñedo centenario y prefiloxérico de pie franco, con edades de hasta 120 años y plantadas con la variedad “Tinta de Toro” (de la familia “Tempranillo”), que nos va a dar un fruto pequeño en tamaño pero de gran concentración.

Crecen sobre terrenos arenosos y pedregosos, “sufriendo” en la búsqueda de la ansiada agua que las alimente. Los rendimientos son muy bajos, entre los más bajos del mundo (menos de 2.000 kg./Ha.) pero que nos van a premiar con un gran potencial y complejidad. Son unas “sufridoras” ya que como dice el refrán, en la zona de Toro tienen “nueve meses de invierno y tres de infierno” y para terminar la ecuación, no disponen de irrigación.

Be Sociable, Share!
Esta entrada fue publicada en Bodegas, Cursos de cata, Eventos, Maridajes, Noticias y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *