Clásicos VS modernos; una cuestión de estilos

5a080b-barricas-nota Recuerdo que sobre los años 80 entro en España una hornada de nuevos bodegueros, con nuevas ideas y más preparados que nunca, nuevas zonas de producción cogían fuerzas y los medios técnicos más avanzados hacían presencia en todas las bodegas.

En este panorama el concepto de vinos envejecidos mucho tiempo, en barricas de uso prolongado y donde la presencia de los aromas terciarios hacia olvidar la fruta, fueron dejando que nuevos vinos cogieran protagonismo con una fruta más marcada, colores intensos, y maderas de menos uso, incluso nuevas, se abrieron camino en el mercado dando lugar a una presencia que antes no existía.

Y me pregunto cómo bodegas ya con una trayectoria alrededor de 40 años siguen nombrándose modernas cuando su presencia en la lista de los mejores vinos son ya todo un clásico. ¿Es Rolls-Royce mejor o más caro que un Ferrari? ¿No es Ferrari ya un clásico? Por todo lo dicho, es claro que no es cuestión de formas de elaborar o calidad, es una cuestión de estilo, pues cada vino tiene su momento de consumo. Os dejo dos claros ejemplo de todo lo mencionado en este articulo, dos grandes vinos de dos grandesbodegas:vina-ardanza-reserva-2007

Viña Ardanza 2007, del Grupo La Rioja Alta ,D.O. Rioja Calificada (Haro, Rioja Alta), el vino español mejor posicionado en la lista de los 100 mejores vinos del mundo elaborada por la revista Wine Spectator en 2014 y más recientemente ha sido también elegido Mejor Vino de Rioja en el certamen internacional Wines from Spain 2015. Hay vinos que se convierten en leyenda, este es uno de ellos. Él sólo marcó una tendencia. Equilibrado, sedoso, con más juventud que en anteriores añadas, donde su sutil y largo final me hipnotiza. Me ha gustado este toque más juvenil, sin perder su personalidad. Un vino de siempre, para siempre y con SOBRESALIENTE. Tipo de uva, Tempranillo y Garnacha y con una crianza de 36 meses en barricas de roble americano.dominio-de-valdepusa-summa-varietales

Summa 2008,de Pagos de Familia Marqués de Griñón en Toledo. Hacer un vino es una cosa seria y cualquiera no sirve. Es un vino grande de una persona grande, Carlos Falcó. Procedente de un viñedo muy especial se presenta con un color profundo. Sugerente y atractivo, con una personalidad compleja, con notas de frutas y flores muy bien equilibradas en boca con la madera de la crianza. Singular, espectacular, extraordinario y de aires nuevos. Tipo de uva, Petit Verdot, Syrah y Cabernet Sauvignon y con una crianza de 12 meses en barricas de roble francés nuevas y seminuevas.

Dos clásicos muy actúales que nunca pasan de moda, de bodegas clásicas  llenas de personalidad y estilo. Lo vintage nunca pasa de moda y estos dos grandes vinos tampoco. No dejen de probarlos.

Be Sociable, Share!
Esta entrada fue publicada en Bodegas, general y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a Clásicos VS modernos; una cuestión de estilos

  1. La verdad es que se ha innovado mucho en el mundo del vino y se han sacado nuevos productos con vinos jóvenes. Consideramos que tan buenos son los vinos clásicos como los de las nuevas tendendias. Lo importante es seguir manteniendo viva la tradición del vino y ya después que cada uno elija el camino que quiera según sus gustos.

    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *