De aceituna, pan y vino nos hizo nuestro mar

"Campos de secano de Granada"

«Campos de secano de Granada»

El trigo, la vid y el olivo. La dieta mediterránea se sustenta sobre estos tres pilares desde tiempos ancestrales, en los que eran la principal fuente de la alimentación para los habitantes de la cuenca del Mare Nostrum. Desde entonces, la influencia de las diferentes culturas de los países mediterráneos ha dado lugar a la existencia de variedad de recetas tradicionales a partir de estas tres materias primas.

En la actualidad, el trigo, la vid y el olivo, siguen siendo los protagonistas de nuestro día a día y están tan arraigados a nuestra tradición desde los orígenes que nuestras costumbres, tal y como las conocemos, no serían las mismas sin su presencia.

La palabra “dieta” proviene del griego “diaita” , que quiere decir “modo de vida”. Ya en la antigüedad, la alimentación se consideraba un acto social, un elemento cultural que favorecía la interacción entre los ciudadanos. Los alimentos eran un punto de encuentro alrededor de los cuales se construyeron las costumbres que han llegado a nuestros días, así como también el motivo principal para la celebración de fiestas populares.

"Aceitunas, pan y vino"

«Aceitunas, pan y vino»

La mayoría de nuestras reuniones familiares o de negocios, se sitúan alrededor de una mesa, sobre la cual los primeros en aparecer son los derivados de los tres reyes del cultivo de secano: del trigo, el pan; de la vid, el vino; y del olivo, “póngame unas aceitunitas para picar”. Todos estos productos a los que el hábito social nos ha hecho acostumbrarnos, encierran un universo de matices que fascinan a los foráneos, que no los disfrutan en su rutina y, especialmente, a aquellos a los que habiendo convivido con estos productos toda la vida, se detienen por un momento a apreciar no sólo sus sabores y texturas, sino también la milenaria historia que descansa sobre ellos.

La tostá con aceite para empezar el día, el olor a pan por la calle, el vino de la una con aceitunas, el vino de las tres en el almuerzo… Una aparente simpleza de exquisitez innegable que tenemos la suerte de disfrutar a diario, gracias a este clima, a nuestros antepasados, a la tierra y, por supuesto, al Mediterráneo.

Be Sociable, Share!
Esta entrada fue publicada en general y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a De aceituna, pan y vino nos hizo nuestro mar

  1. dietaplus dijo:

    De todos es sabido lo saludables que son los productos de nuestra tierra y lo beneficiona que es la dieta mediterranea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *