Resveratrol para combatir la infertilidad

resveratol, un polifenol de origen vegetal

Investigadores de la Universidad de Oviedo prueban las cualidades de este compuesto de origen vegetal como tratamiento potencial de la infertilidad asociada a la obesidad.

vía Lo mejor del vino de Rioja

El resveratrol es un polifenol de origen vegetal, presente principalmente en la superficie de la piel de la uva, cuyos efectos antioxidantes y protectores frente al envejecimiento celular ya han sido probados.

Ahora, esa sustancia química de origen vegetal podría ser ahora usada para el tratamiento potencial de la infertilidad asociada a la obesidad.

Al menos así lo demuestra un estudio (‘Effects of resveratrol on ovarian response to controlled ovarian hyperstimulation in ob/ob mice’) llevado a cabo en la Universidad de Oviedo por un equipo liderado por el doctor Celestino González, del Departamento de Biología Funcional, y cuyos resultados han sido publicados por la prestigiosa revista ‘Fertility and Sterility’. En ellos se apunta a las potencialidades de este polifenol para combatir ciertas anormalidades metabólicas que complican el éxito de la reproducción asistida.

Los experimentos realizados con modelos animales han reflejado conclusiones relevantes a la hora de mejorar las expectativas de éxito de los tratamientos de estimulación ovárica empleados en procedimientos de reproducción asistida.

En el caso de las mujeres con sobrepeso, el resveratrol tendría propiedades que mejoran ciertas anormalidades metabólicas que suelen ir asociadas a la obesidad y obstaculizan la concepción como son la resistencia a la acción de la insulina, el hiperandrogenismo o un estado proinflamatorio.

Además, dosis bajas de esta sustancia ayudarían a mantener la reserva ovárica, evitando la pérdida temprana de folículos ováricos, en mujeres obesas que se someten a técnicas de reproducción asistida.

Las pruebas realizadas en el laboratorio distinguieron por un lado a ratones infértiles y obesos y, por otro, a ratones con un peso normal y sin problemas reproductivos. En el caso de los segundos las dosis bajas de resveratrol sirvieron para potenciar la respuesta ovárica, lo que supondría una tasa más alta de éxito en las terapias de reproducción asistida.

Obesidad y esterilidad

Es común que las mujeres con sobrepeso u obesidad presenten distintas alteraciones metabólicas, tales como diabetes tipo II, hiperandrogenismo o un estado inflamatorio crónico. Esas patologías tienen un impacto negativo sobre la fertilidad femenina y conllevan, en muchos casos, una baja respuesta a la estimulación ovárica, obteniendo peores resultados en los tratamientos de reproducción asistida.

Los experimentos desarrollados con ratones de laboratorio obesos e infértiles demostraron que el tratamiento con resveratrol tiene efectos antidiabéticos y antiinflamatorios, disminuyendo los niveles sanguíneos de insulina y distintas citoquinas pro-inflamatorias en el tejido adiposo.

Asimismo, reduce el exceso de andrógenos libres en sangre, responsables en gran parte del fallo ovárico, y de los problemas reproductivos asociados al sobrepeso.

Se trata de la primera vez que se demuestra que este polifenol tiene efectos in vivo antihiperandrogénicos y que, por tanto, puede restaurar los niveles de testosterona a la normalidad.

El grupo de control utilizado en el laboratorio estaba formado por ratones no obesos y sin problemas reproductivos. En su caso, el tratamiento produjo un aumento significativo en la respuesta ovárica al recolectarse más ovocitos porque el resveratrol potencia el efecto de las gonadotropinas utilizadas en el protocolo de estimulación ovárica.

Esta combinación podría mejorar sustancialmente el resultado del tratamiento de estimulación al obtener mayor número de embriones a partir de la fecundación in vitro de los ovocitos.

Las conclusiones del estudio también recogen las propiedades de resveratrol a la hora de minimizar los riesgos que conlleva la administración de altas dosis de hormonas empleadas en la inducción de la superovulación.

Be Sociable, Share!
Esta entrada fue publicada en Enología, general y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *